jueves, 27 de agosto de 2015

La técnica del countouring con Benefit

Hola a tod@s!!!

Hoy os traigo un post muy chulo en el que cuento una jornada muy divertida que pasamos con la firma de cosméticos Benefit. 

Benefit nació en San Francisco en el año 1976 y pertenece a la marca de lujo Louis Vuitton desde 1999. Lo que yo no sabía es que son especialistas en cejas!!! Tienen un menú de servicios que abarca desde su diseño hasta un tinte, hasta cuidado de pestañas, depilación, bronceado con aerógrafo… Os lo dejo para que echéis un vistazo:



Yo ya la conocía gracias a una visita que hice a Sephora. Vi uno de sus productos estrella y me llamó la atención, consulté a la dependienta para qué servía, y lo compré para probarlo:
En mi caso, compré el segundo: CHA CHA TINT, de color coral, ideal para pieles más morenas. Es de textura líquida, que se aplica tanto en mejillas como en labios y aporta un rubor muy natural. Es muy duradero y favorecedor, se ha convertido en un must have para mi. También lo venden en El Corte Inglés o en las propias boutiques de la firma.




En esta ocasión fuimos invitadas a una clase de countouring, ahora muy de moda. Se trata de una nueva técnica de maquillaje que consigue sacar el máximo partido a tu rostro. Lo estiliza en muchos casos, incluso las clavículas y el escote, mediante el juego de luces y sombras. Por ejemplo, con esta técnica podemos disimular esa nariz un poquito más ancha mediante la aplicación de sombras oscuras en las aletas de la nariz. El oscuro disimula, el claro destaca.

Os cuento como fue la experiencia:
Nos presentamos a las 18.30 en la C/Lagasca 19, donde tienen la boutique.
En nuestro caso, tuvimos la suerte de contar con Paco, el maquillador de la casa y con el que hicimos muy buenas migas!! Fue un sol dejándonos probar todos los productos para el countouring y nos dio una minitalla de la nueva máscara que la firma sacó al mercado.
Una amiga se le ocurrió preguntar si es lo mismo esta técnica que el visagismo, a lo que Paco contestó que la diferencia básicamente radica en que este último se encarga de estudiar las proporciones geométricas y dimensiones del rostro, no del maquillaje en sí.



Al entrar nos recibieron amablemente y nos invitaron a sentarnos, íbamos unas cuantas así que prepararon sillas para todas alrededor de la mesa donde tenían muchos de los productos. Paco se presentó, y propuso que hiciéramos lo mismo para romper el hielo y empezar con la sesión. El tiempo corría deprisa ya que la tienda cerraba a las 21.00 y éramos siete a las que probar la técnica!!





















Empezó explicándonos como sacar partido a la mirada diseñando las cejas, en función de la forma de la cara, pero también teniendo en cuenta su propia personalidad. Para un buen diseño debemos seguir estas pautas:

Mapa de la ceja:

¿Dónde empieza la ceja? Tenemos que trazar una línea recta imaginaria hacia arriba desde la aleta de la nariz hacia el lagrimal del ojo continuando hasta la altura de la ceja. Ese es el punto donde debería empezar.

¿Dónde dar la forma? Refiriéndonos al ángulo donde iría el arco, trazar una línea recta desde la aleta de la nariz hasta la mitad del ojo.

¿Dónde termina? Formando una línea recta desde la aleta de la nariz hasta el rabillo del ojo.

A continuación pasamos a aportar luminosidad. Nos enseñó un lápiz que a mi me encantó. Hay que aplicárselo desde el arco de la ceja hasta la mitad inferior del ojo, no más allá. Nota personal: si damos iluminador por encima de la ojera conseguiremos el efecto contrario, se verá más. En este caso se aplicar un corrector en lugar del iluminador. Es el producto con el que jugamos para dar luz y después acabar con las sombras para lograr el efecto que consigue el contouring.

Utilizamos este producto:



Hight Brow Glow, tiene distintas tonalidades dependiendo de nuestro color de piel.


El siguiente producto nos lo enseñó para dar volumen a las cejas y que tuvieran más personalidad con un pincel, como si fuera una máscara. En mi caso las tengo abundantes, por lo que no noté especialmente el cambio, a ver si al probarlo vosotras os puede valer:



Speed Brown, también con varios tonos disponibles.






Y por último la sombra, con distintos tonos, en mi caso la HOOLA, que usamos para dividir la cara en función de las facciones de cada una con ayuda de una brocha. Paco primero nos enseñó y después nos instó a hacerlo por parejas para ver el efecto y aprender cómo hacerlo. Después de contornear la cara, nos aplicaríamos ese mismo producto, unas con movimientos en forma de 8, otras de 3... Cada una tiene su técnica según el contorno. Al final siempre tenía que ayudarnos porque éramos un poco desastre, pero es que él lo hacía de fábula!!




Además al terminar, como os comentaba nos regaló una minitalla de una nueva máscara (que ya solo cuesta 10€ en El Corte Inglés). Yo ya la he probado y tiene efecto de pestañas postizas. Una pasada.




Os recomiendo esta experiencia como clase de iniciación al countouring. Nos enseñaron las técnicas más básicas, aunque hay mundo detrás de esto. Y si podéis, ir en menor número porque lo cierto es que, al ser tantas amigas, faltó un poco de tiempo para detallarnos y perfeccionar más cositas. Sin embargo salimos encantadas y con ganas de repetir en uno de los eventos que organizan: La Beauty Party, que incluye: maquillaje, diseño de cejas y tinte de cejas o pestañas mientras nos tomamos  algo y nos miman. Todo por 50€ por persona, que luego se revierte en los productos que quieras para llevarte a casa.



Al acabar, pedí cita con mi amiga María para probar su especialidad como os decía: el diseño de las cejas. La tuve ayer así que aprovecho para contaros que... me encantó!!! En principio iba para solo el diseño pero me animaron a teñírmelas ya que el resultado era espectacular. Al principio estaba reacia puesto que no me las había teñido nunca y tenía miedo de como me quedarían. Pero la verdad es que es muy natural, aporta volumen y la mirada se vuelve mucho más intensa. El propio diseño de la formita del arco, que nunca logro conseguir decentemente, es increíble. Aplicaron un producto al final que voy a adquirir en mi próxima visita, el GIMME BROWN, para que no se mueva de su sitio ningún pelito y dar más color (efecto tinte). Así que gracias Luisa por tu trato y profesionalidad, y el de todo el personal.

Nada más, animaros a visitar la boutique y a probar alguno de sus productos, o a pedir cita para que os mimen como a nosotras.

Mil beso a tod@s!!



1 comentario:

  1. Una experiencia muy divertida, recomendable 100℅. El rellenador de cejas... Y el rimmel me encantan! Son mis imprescindibles!

    ResponderEliminar